El mercado online cada vez suma más adeptos, tanto empresas como usuarios ya conocen el beneficio de comprar desde casa, sin grandes esfuerzos y con posibilidad de comparar precios con solo un par de clics. Para no quedarse atrás, internet va abriendo nuevas posibilidades de mercado y si hablamos de innovación en internet, no podemos dejar a un lado las ofrecidas por algunas redes sociales, pues, ahora es posible vender directamente a través de ellas.

En este ámbito es donde Instagram ha dado un paso adelante ofreciendo la posibilidad de que las empresas que ya cuentan con una tienda online puedan, además de beneficiarse de la publicidad que ofrece esta red social, vender desde su aplicación. La funcionalidad Instagram Shopping se puede ejecutar ya en gran número de países cumpliendo unos sencillos requisitos: que tu tienda se ubique en uno de los países que ya cuentan con esta herramienta, cumplir los acuerdos de comercio y tener una cuenta configurada para ello. Ahora te preguntarás ¿Cómo puedo vender desde Instagram?

Muy sencillo, para comenzar, debes crear una cuenta Business directamente desde la aplicación. Después debes tener en cuenta estos pasos:

1. Vincula tu perfil de Instagram con tu perfil corporativo de Facebook (si aún no lo tienes, infórmate de cómo crearlo).

2.Espera a que Instagram verifique tu cuenta (lo hará siempre que cumplas los requisitos mencionados más arriba)

3.Configura tu catálogo de productos. Este es el paso más importante, toma nota.

Lo primero que debes hacer es tener el catálogo añadido al perfil corporativo de Facebook. Una vez añadido, adminístralo desde tu propia página de configuración en Facebook (en el Business Manager de tu perfil). También podrás administrarlo desde el propio panel de control de tu ecommerce, por ello es importante que cuentes con una plataforma apta para operar desde Instagram. Algunas de las grandes opciones pueden ser Shopify o BigCommerce, quienes ya tienen conectado su canal con Instagram. La opción de utilizar una plataforma de ecommerce apta para administrar el catálogo de productos es especialmente interesante para empresas que quieren tener toda la información centralizada.

Los pasos son sencillos:

Accede al perfil de Instagram, haz clic en empezar, entra en compras y añade el catálogo que quieres añadir a tu perfil.

Una vez subido el catálogo y verificada tu cuenta, empieza a subir publicaciones y añade etiquetas de productos a tus fotos como si de una persona se tratase. Sólo tienes que buscar el producto que sale en la fotografía en el catálogo y los detalles aparecerán de manera automática. De esta forma, los instagramers podrán comprar directamente desde la aplicación, conociendo desde un primer momento detalles sobre el producto, como el precio o toda aquella información extra que quieras añadir en tus publicaciones. La transacción, sin embargo, deberá finalizar directamente en la tienda online (aunque no descartamos que Instagram vaya añadiendo nuevas opciones), por ello, es conveniente que tengas una tienda bien configurada, con unos medios de pago fiables y bien estructurada.

Atrás quedaron los links en las fotos (imposibles de visitar sin un corta-pega) y los enlaces directos desde la biografía. Ahora, es mucho más fácil ser empresario desde Instagram. Las nuevas funcionalidades de la plataforma, además, no son incompatibles con todas las ventajas con las que ya contaba: filtros para mejorar las fotos, stories para promocionar el perfil, posibilidad de crear anuncios que aparezcan en los perfiles de posibles compradores, hashtags para hacer visible tu cuenta y muchas cosas más.

Por todas estas razones, Instagram se ha convertido en la red social fetiche de muchas empresas

Contacto